Los atletas sexitanos, Luciano Ortega y María Ángeles Almirón, participaron en la trigésimo primera edición de la Media Maratón de Granada.

Imagen
Casi cinco mil atletas participaron en la prueba de medio fondo Granadina consolidada ya como una de las pruebas más importantes y concurridas del calendario atlético nacional. Y en la que participaron dos corredores del Club Atletismo Sexitano. 

El Ouardi venció con relativa solvencia con un tiempo de 1 hora, 8 minutos y 55 segundos. En féminas Machrouh con un crono de 1 hora 23 minutos y 46 segundos.
La carrera no estuvo exenta de polémica, ya que el primer corredor en cruzar la línea de meta fue el también marroquí Mohammed Blal (actual campeón del Maratón de Sevilla), quien no entró en la clasificación al ser un atleta extranjero sin licencia de la Federación Andaluza. Sí tiene licencia de la Federación Madrileña, pero en una decisión un tanto extraña por parte de la organización, esa licencia no fue admitida como válida dando el título a Mounir y siendo Mohammed descalificado.

En lo que la prueba se refiere resultó gratificante que la organización eliminase este año el ingrato Camino Bajo de Huétor, hacia el final de la prueba, en ese momento en que las piernas ya no responden este detalle bien puede convertirse en un estímulo, aunque es cierto que los últimos tres kilómetros antes de llegar a meta no era ninguna broma, todos ellos hacia arriba y con un excesivo calor para estas fechas. 

Sin embargo, lo más duro, en esta ocasión, era la subida desde Arabial hasta el Alcampo, que estaba segmentada y repleta de repechos. En ediciones anteriores, la subida era igualmente larga, pero toda seguida, lo que convertía parte del trayecto en un auténtico tobogán que hizo que la prueba fuese especialmente dura.

Los resultados de los dos corredores del Club de nuestra localidad fueron
Luciano Ortega, que finalizó la prueba en 1 hora 42 minutos clasificándose el 805º de la general y el 93º en su categoría. Nuestro corredor es de los que llevan por bandera la polivalencia más absoluta, fiable cuando sale cara y fiable cuando sale cruz. Siempre compite y siempre rinde. Educado, tozudo y ganador.

Y, María Ángeles Almirón que llegó a meta en 1 hora 52 minutos siendo la 1548º clasificada y 2º en su categoría. Otro podio más, otro éxito más en su categoría, otra muestra de que con ilusión, esfuerzo y disciplina, una persona puede alcanzar los retos que se marque, y lo que es mejor, llegar incluso a superarlos siempre que se crea en ellos.

Anuncios