Judo

 

El judo1 o yudo2 (del japonés 柔道, じゅうどう, jūdō, pronunciado en español [‘ʝu.ðo]) es un deporte olímpico de origen japonés.

 

El término japonés puede traducirse como «el camino de la suavidad». Este arte marcial fue creado por el maestro Jigoro Kanō en 1882. El maestro Kano recopiló la esencia técnica y táctica de dos de las antiguas escuelas de jujitsu, estas fueron la Tenjin Shin’yō-ryū, y la Kitō-ryū, que se basaban en la lucha cuerpo a cuerpo y que eran practicadas por los guerreros medievales en armadura o samurái en el campo de batalla, hasta el inicio del siglo XIX en el Japón. Logrando reunirlas en una sola; el judo; dentro de su escuela, el Kodokan.

 

El judo se ha convertido en un deporte de combate olímpico y se ha ido especializando en los lanzamientos, las sumisiones, y las estrangulaciones; dejando a un lado los golpes, los desarmes, varias luxaciones articulares y los métodos de reanimación, para hacerse más competitivo en su faceta deportiva. El Judo es uno de los cuatro estilos principales de lucha deportiva más practicados hoy en día en todo el mundo, junto con la Lucha libre olímpica, el jiu-jitsu brasileño y la lucha rusa o sambo. Los practicantes de este arte son denominados «judocas».3

 

La UNESCO declaró el judo como el mejor deporte inicial formativo para niños y jóvenes de 4 a 21 años y como práctica habitual a cualquier edad con las limitaciones oportunas, ya que permite una «educación física integral», potenciando, por medio del conocimiento de este deporte, todas sus posibilidades psicomotrices (ubicación espacial, perspectiva, ambidextrismo, lateralidad, lanzar, halar, empujar, arrastrarse, saltar, rodar, caer, coordinación conjunta e independiente de ambas manos y pies, etc.) y de relación con las demás personas, haciendo uso del juego y la lucha como elemento integrador-dinamizador de la motricidad e introduciendo la iniciación técnico- táctico deportiva de forma gradual; además de buscar un acondicionamiento físico general, idóneo. A similitud de la natación, y la gimnasia artística.

 

El COI lo considera uno de los deportes más completos y que promueve valores como la amistad, la participación, el respeto y el esfuerzo por mejorar. 

Aspectos psicológicos del judo

El judo es un deporte de lucha de práctica individual, con actividad directa, recíproca y agonista. Se practica en un terreno delimitado y estabilizado, en el que lo único que cambia es el comportamiento de los competidores.

A la hora de considerar el deporte del judo conviene realizar una matización respecto a lo que se consideran deportes agresivos y violentos: violento se considera todo aquel deporte que en su práctica requiera la ejecución de actos físicos realizados con violencia (por ejemplo golpear un balón, golpear la pelota con la raqueta, etc…), siendo esta una característica del deporte en sí. Bajo este punto de vista, el judo es un deporte violento, ya que la ejecución de las diversas llaves requiere de ejercicio físico violento. El términoagresivo hace referencia a una voluntad de “dañar” al oponente, en este sentido el judo no sería un deporte agresivo ya que la intención no es la de dañar al contrario.

(Anecdóticamente uno de los deportes menos violentos -por la ejecución- pero más agresivo es el ajedrez). Es más: en la práctica competitiva del judo es penalizada toda acción encaminada a dañar al oponente, siendo incluso prohibidas en la práctica deportiva aquellas llaves que son generadoras de un indice de lesiones muy alto. Así pues el judo es un deporte violento (por la ejecución) pero no agresivo (por la intención). Finalizaré esta reflexión indicando que la violencia es más una característica del deporte en sí mientras que la agresividad es un componente del deportista.

[editar]Beneficios psicológicos de la práctica del judo

La práctica del judo aporta una serie de beneficios Psicológicos como pueden ser:

  • Desarrollo de la autoestima a nivel personal, social (escolar) y familiar.
  • Desarrollo de las capacidades de autocontrol.
  • Favorece la expresión de la afectividad.
  • Evita conflictos emocionales.
  • Seguridad en sí mismo.
  • Desarrollo de la Psicomotricidad.
  • Favorece la percepción de sí mismo, de los demás y del espacio.

 

[editar]Práctica psicólogica en el judo

La práctica psicológica en el judo va encaminada a obtener un mejor rendimiento de los deportistas competidores, a asesorar a los responsables de la enseñanza y práctica del deporte en cuestión y a facilitar la prevención y recuperación de posibles lesiones.

El primero de estos fines (preparación psicológica para la competición) se desdobla inicialmente en dos:

  • Preparación psicológica para la competición:
    • Eliminación de la ansiedad precompetitiva.
    • Mejora técnica.

El programa de intervención comienza por erradicar la ansiedad precompetitiva para posteriormente pasar al incremento y mejora de las técnicas (ejecución, rapidez, etc). Las técnicas empleadas para la reducción de la ansiedad precompetitiva se centran fundamentalmente en el control del nivel de ansiedad generado días antes o durante el mismo día de la competición. Para obtener esto recurrimos a diversas técnicas entre las que destacan las siguientes:

  • Relajación progresiva de Jacobson.
  • Relajación de Schultz.
  • Respiración.
  • Desensibilización Sistemática.
  • Control de pensamientos ansiógenos: parada depensamiento.
  • Inoculación de estrés.

La mejora técnica se logra a través del uso continuado y disciplinado de:

  • Ejercicios de concentración.
  • Ejercicios de visualización.
  • Reforzamiento encubierto.
  • Autoinstrucciones.
  • Establecimiento de objetivos.
  • Mapa de actuaciones deportivas.

Los objetivos de asesoramiento y orientación de los entrenadores y responsables educativos cubren diversas áreas como pueden ser la motivación de los deportistas, gestión de recursos de propagación y difusión de información, etc.

Respecto a la prevención y rehabilitación de posibles lesiones, las técnicas utilizadas son similares a las utilizadas para el incremento del rendimiento deportivo. Las técnicas reductoras de ansiedad realizan un papel claramente preventivo ya que está demostrada la correlación entre ansiedad e incremento de lesiones. En cuanto a la rehabilitación de lesiones es eficaz el uso de ejercicios de visualización así como de reestructuración cognitiva de los efectos de la lesión, reforzando la autoconfianza y las perspectivas atribuidas al rendimiento tras la lesión.

[editar]Beneficios de carácter físico de la práctica del Judo4

En cuanto a los factores físicos, es una de las artes marciales más completas que hay, ya que se ejercitan todos los músculos sin excepción, lo que logra en el niño un desarrollo armonioso y simétrico en la formación muscular y ósea; la práctica del judo le permite al niño fortalecer los huesos, incrementar la masa muscular y aumentar la elasticidad de músculos y tendones, sobre todo en edades de crecimiento.

En el judo se ve involucrado todo el cuerpo y su intensidad y demanda cardiovascular pueden ser modulados perfectamente por el practicante. Combina perfectamente la fuerza, la táctica de combate y la técnica, con lo que se produce un desarrollo integral de la persona. En él, hay que combinar una buena preparación física tanto de tipo anaeróbico como aeróbico ya que a las acciones explosivas y de gran velocidad generan una gran resistencia para aguantar la duración de un combate.

Los programas de enseñanza están preparados para que el niño mejore la coordinación y la psicomotricidad, cualidades imprescindibles en edades tempranas. Además se practica descalzo por lo que previene y ayuda a corregir problemas físicos de crecimiento en niños como; pies (planos, valgos, etc.), columnas desviadas (escoliosis, cifosis, lordosis).

Los ejercicios brindan un óptimo entrenamiento cardiovascular siendo aconsejado por muchos médicos como una disciplina fundamental para ciertos cuadros clínicos como por ejemplo asmas, problemas de columna, articulares, hiperkinesis, entre otros.

Salvo en contadas excepciones, como enfermedades graves que afecten al aparato locomotor (como la osteoporosis), este deporte lo puede practicar cualquier persona con las limitaciones propias de cada individuo. Además, hay que tener en cuenta que el judo no siempre es combate: también se pueden practicar en forma de katas, que es la ejecución de las técnicas a modo de demostración, y que exigen menos esfuerzo físico al practicante.

Investigaciones científicas han demostrado que la práctica no solo del judo, sino también de otras artes marciales tradicionales beneficia el desarrollo armónico de todos los órganos y sistemas del cuerpo en jóvenes y adultos, a saber:

[editar]Beneficios de la práctica del Judo

Esta disciplina enfocada como deporte para todos pretende no tanto ensalzar el deporte de alta competición como animar al mayor número posible de personas a practicar con regularidad una actividad física o un deporte de tiempo libre. Para los más jóvenes, que representa el 70 por ciento de todos los practicantes, la iniciación al judo, de carácter lúdico, es una forma de descubrir su cuerpo y de preparación a una verdadera práctica deportiva. De adolescentes su práctica será más técnica y de descubrimiento de los aspectos culturales. De adulto, el judoka podrá seguir la práctica tradicional, especie de deporte de equilibrio físico y mental o arte de vivir: el judo es un deporte que equilibra psíquica y mentalmente. En la tercera edad, con la condición de establecer algunas precauciones elementales, podrán seguir el estudio del judo a su ritmo, sustituyendo cada vez más la fuerza muscular por la armonía en el gesto.

El judo es un deporte en el que se ve involucrado todo el cuerpo y cuya intensidad y demanda cardiovascular pueden ser modulados perfectamente por el deportista. Combina perfectamente la fuerza, la táctica de combate y la técnica, con lo que se produce un desarrollo integral de la persona. En él hay que combinar una buena preparación física tanto de tipo anaeróbico como aeróbico, ya que a las acciones explosivas y de gran velocidad hay que añadir una gran resistencia para aguantar la duración de un combate.

Para su práctica, además se requiere una preparación física de base mínima que se mejora a medida que se aprende la técnica y es necesario llevar de forma paralela una preparación física general, que nos prepare para afrontar bien los esfuerzos. Como cualquier disciplina deportiva, exige un calentamiento previo para evitar las lesiones. También es conveniente realizar un programa de estiramientos musculares para poner al músculo en las condiciones idóneas antes de la sesión y para descargar la tensión muscular producto del entrenamiento.

El judo es un deporte que sigue una progresión en el aprendizaje de las técnicas que facilita su asimilación y evita accidentes. Lo primero que se enseña es a caer, y a partir de ahí comienzan a realizarse el resto de las técnicas. Es necesario contar con el material deportivo adecuado: básicamente kimono o judogi, y la superficie sobre la que se practica: el tatami. El kimono está compuesto por una chaqueta y un pantalón, además del cinturón, que son de un tejido de algodón resistente para permitir los agarres, y el tatami es una superficie que, sin ser demasiado blanda, impide que se produzcan daños en las caídas. Al ser un deporte que se practica descalzo, hay que ser muy escrupuloso en la higiene de los pies para evitar contagios y también cortes, por lo que se recomienda el uso de zapatillas para caminar siempre que se esté fuera del tatami.

Salvo en contadas excepciones como enfermedades graves que afecten al aparato locomotor (como la osteoporosis), este deporte lo puede practicar cualquier persona con las limitaciones propias de cada individuo. Además, hay que tener en cuenta que el Judo no siempre es combate: también se pueden practicar en forma de Kata, que es la ejecución de las técnicas a modo de demostración, y que exigen menos esfuerzo físico al practicante.

Es muy importante notar que, el Judo sentó las bases metodológicas y el sistema de grados kyu-dan para las artes marciales modernas japonesas, como el karate Do y el aikido tanto en sus objetivos como en sus métodos de enseñanza.

 

[editar]La no resistencia en el judo

En el estudio del judo, la no resistencia constituye un principio técnico primordial. Un judoka debe ceder a la fuerza de su oponente conforme si se es empujado o traído, ya que, al obrar así, no solamente se anula el esfuerzo contrario y se optimiza el gasto de la propia energía, sino que facilita más la conservación del equilibrio de lo que se lograría al ofrecer resistencia, al tiempo que se debilita el equilibrio del oponente. En una palabra, es la manera de aceptar las cosas según se presentan para cambiarlas ventajosamente. Fue debido a este factor que el arte se diera a conocer con el nombre de jiu-jitsu (arte gentil) y judo (forma de gentileza).

Este principio, tal y como lo hemos descrito, puede parecer lo suficientemente sencillo y claro como para que cualquiera pueda entenderlo y seguirlo en la práctica; más para actuar sin oponer resistencia al ser atacado y para guardar el debido equilibrio o postura en circunstancias que cambian rápidamente, es preciso alcanzar un alto nivel de sutileza.

Otro aspecto de la no resistencia es que en el judo nuestro interés es inicialmente despertado por su llamativa presentación, el poder sugestivo de su arte, etc. Posteriormente, en su estudio y entrenamiento, el interés se centra en la técnica de su arte y en el progreso físico. El anhelo principal es el de alcanzar grados superiores y tener notables actuaciones en las competiciones en que participe.

Si no se desiste en esta etapa, por cualquier tipo de desencanto o por el desaliento que produce la dura tarea de los ejercicios fundamentales en los entrenamientos, se habrá progresado al realizar y comprender los principios de la no resistencia, la naturaleza de la fuerza y la debilidad.

Con lo anterior, se tendrá conciencia de la seguridad en uno mismo y un acendrado sentido del equilibrio que surge del interior. El disfrutar de los efectos beneficiosos del ejercicio mental y físico, así como de la distracción que proporciona el entrenamiento, se convierten en la atracción principal.

Cuando se pasa la etapa de los ejercicios básicos y se alcanza un grado aceptable de técnica, es cuando se empieza a apreciar la sutileza y finura de este arte. Entonces, una vez superada la dura etapa del aprendizaje, es cuando ya el interés se concentra en más puntos que la obtención de la eficiencia en el arte, también en el movimiento estético simple, la coordinación rítmica de los componentes del cuerpo, el equilibrio mental y físico, etc. Por ello, hay muchos practicantes que, aún siendo su objetivo el obtener grandes resultados en competiciones, se torna indiferente al hecho de resultar vencedor o vencido en competición y considera al oponente como un compañero que coopera en el esfuerzo para la demostración del arte que practican.

De hecho, en los entrenamientos, el ser hábilmente proyectado se vuelve tan agradable y divertido como lo es la sensación de satisfacción que se deriva de una perfecta ejecución de una proyección.

Así, a través de todas las etapas del progreso, el sentido estético se afianza al lado de la eficiencia, ambos mental y espiritualmente listos para proseguir el avance en busca de la identidad del más huidizo, del más concentrado en sí mismo, del más dominante “yo, la llave de todas las cosas”.

En esta forma, el entrenamiento del judo, sobre el principio de la no resistencia y el equilibrio promueve el proceso mental que, a su vez, conduce a una mejor comprensión de las leyes naturales y la forma de resolver los problemas humanos, independientemente de cualquier tipo de fuerzas ideológicas a que estemos sujetos.

[editar]Vestimenta

La vestimenta usada en el judo recibe el nombre de judogi, y con el cinturón (obi) forma el equipo personal y necesario para poder practicarlo, esta deriva de la manera de vestir en Japón antes del siglo XX.

Los colores pueden variar, podría ser un “judogui” azul o uno blanco, pero de preferencia es este último el más visto. El color azul o cualquier otro color que no sea el blanco solo se puede usar en competiciones en las cuales se permita, pero nunca para la realización de los katas.

Los judoguis en general son de algodón, de otras fibras fuertes, o reforzados. El judogi puede ser de una tela sencilla o puede tener un tramado específico, el último es más caro, pero más resistente. A los principiantes se les recomienda el más sencillo.

No olvidemos que el judo es un deporte olímpico de combate, y actualmente la meta de gran parte de los practicantes de este deporte es llegar a competir en los Juegos Olímpicos.

La vestimenta y sistema de grados kyu y dan por cintas y cinturones, usada en el judo fueron adoptados por el karate-do, A partir de 1922. Y por el aikido en los años treinta. Este sistema, ha sido copiado o adaptado por muchas otras artes marciales y sistemas híbridos modernos de origen coreano, chino, estadounidense, hawaiano, etc. en el siglo XX.

[editar]Cinturones

El cinturón (obi en japonés) sirve para sujetar el traje. Tiene el significado simbólico de unión del alma y el cuerpo.[cita requerida]

En occidente, los cinturones son siete y empiezan con el color blanco y le siguen el amarillo, el naranja, el verde, el azul, el marrón, el negro y posteriormente se aumenta por medio de los dan. Jigoro Kano, como fundador del arte no poseía ningún grado de cinturón puesto que este era el shinan (fundador). El más alto grado alcanzado posteriormente es el cinturón rojo, únicamente conseguido por trece hombres nombrados 10 dan. Los colores del cinturón para los grados del dan son: 1.º dan; al 5.º dan, negro; 6.º; al 8.º dan, rojo y blanco; 9º y 10.º dan es rojo.

El color de la cinta simboliza el proceso de aprendizaje y crecimiento de una persona, se va oscureciendo con los años de dedicación y práctica. En Japón donde la constancia y la perseverancia son mayores que en Occidente los colores del cinto del Judoca son tres (blanco, marrón y negro). Nosotros utilizamos siete colores y cada uno representa algo distinto que tiene que ver con lo que el alumno desarrolla en esa etapa del aprendizaje.

Los colores en Judo van en el siguiente orden de menor a mayor grado.

[editar]Kyu

Los KYU (cinturones de principiantes).

  • blanco (ingenuidad – pureza).
  • blanco y amarillo
  • amarillo (descubrimiento).
  • amarillo y naranja
  • naranja (ilusión – amor).
  • naranja y verde
  • verde (esperanza – fe).
  • verde y azul
  • azul (idealismo).
  • azul y marrón
  • marrón (iniciación al conocimiento).
  • negro (experto).

Para los niños pequeños pasan por puntas para evitar que lleguen muy rápido a kyu altos muy jóvenes, es decir, si esta blanco y avanza sigue cinturón blanco con punta amarilla y así sucesivamente.

A los grados dan o avanzados se les considera como sensei (profesor o maestro).

  • Negro 1.º dan: shodan
  • Negro 2.º dan: nidan
  • Negro 3.º dan: sandan
  • Negro 4.º dan: chidan
  • Negro 5.º dan: ichidan
  • Rojo y blanco 6.º: rokudan, 7.º;y 8.º;dan
  • Rojo 9° y 10.º;dan

[editar]Para los dan profesores

En 1920 el Instituto Kodokan (fundado en 1882 por Jigoro Kano como primera escuela de Judo), establece las normas para los cinturones kyus y danes, y que son admitidos posteriormente por la Federación Internacional de Judo.

Dan significa ‘escalón’ y proviene del juego del go, de origen chino.

En 1883 se establecieron los colores para los grados dan, que acogen la mayoría de artes marciales de Japón.

Las normas en el Kodokan se establecen hasta 8º dan, quedando a disposición del presidente de dicha institución el otorgamiento de 9º y 10º dan.

  • Del 1º al 5º grado: cinturón de color negro.
  • Del 6º al 8º grado: cinturón de bandas de color rojo y blanco.
  • El 9º grado: cinturón de color rojo.
  • El 10º grado: cinturón blanco (honorífico).

Oficialmente, se reconoce como grado máximo el 10 dan. Existe el mito de que el fundador (Shihan) ostentaba el grado de 12º dan con cinturón blanco, pero no es cierto. Jigoro Kano no poseía ningún grado por ser precisamente el fundador.

Actualmente en Japón se han empezado a utilizar también cinturones de colores para los niños.[cita requerida] Para los niños hay “niveles intermedios entre cinturón y cinturón” en los que se le va poniendo bandas del próximo color a obtener.

Nota: Pueden obtenerse todos los grados dan sin necesidad de ser profesor. Los grados indican el nivel de conocimientos y experiencia en cada arte marcial.

Las graduaciones dan se otorgan por tiempo mínimo dependiente de cada graduación: Como por Ejemplo para rendir para segundo dan, se debe tener un tiempo mínimo de dos años, y así aumentando en cada graduación, para rendir para un tercer dan, se debe tener más de 3 años como mínimo en segundo dan. Cabe destacar, que la graduación también puede ser concebida por la federación internacional como reconocimiento a la promoción y difusión del deporte.

ImagenImagen

Anuncios

Tenis de playa, Subida Pedestre a Peña Escrita, Petanca y Senderismo entre otras actividades, se oferta este mes en Almuñécar

ImagenEn la programación deportiva del presente mes de octubre, fuera de las competiciones ya programada oficialmente, y que se desarrollará en el municipio sexitano, destaca el tercer campeonato de Andalucía de Tenis de Playa, que se celebrará este próximo fin de semana en la playa Puerta del Mar de Almuñécar. También para este domingo se anuncia un Torneo de Petanca. 

Por otro lado, del 11 al 14, se han programado distintas actividades deportivas en el barrio de Torrecuevas, dentro del programa festivo que celebra el citado barrio almuñequero en Honor de la Virgen Madre y Fiesta de la Chirimoya. 

El III Mundialito Cofrades se anuncia para el día 21 de octubre, en el campo de futbol Rio Verde. 

El día 22, se celebra la I Subida Pedestre a Peña Escrita, organizada por el Club Triatlón Nazarí. 

El programa de Senderismo también prepara dos salidas los días 21 y 28 del presente mes.

El club de montaña Moscaril de Almuñécar, participó en Jaén en la “Emotion Extreme”

Imagen

Sensacional, bonita y extrema dureza la carrera por montaña para los atletas Emilio Romero y Tomás en la maratón junto a Fali Maldonado en la media maratón.

El pasado domingo se dieron cita unos 500 participantes en una de las pruebas más importantes para los aficionados a la montaña, la Emotion Extreme en sus tres modalidades, ultra maratón, maratón y media maratón, ya que el sábado lo haría la carrera de la maratón BBT (bicicletas de montaña).

La salida y meta desde las instalaciones deportivas de las Funtezuelas de Jaén, donde iniciaron a las 10:00 h conjuntamente la salida de las tres modalidades. El recorrido de la maratón, 42 km, para los atletas Emilio y Tomas transcurrió por parte de la Sierra sur y el Parque Periurbano de Santa Catalina, donde los atletas soportaron un desnivel positivo de 2400 m, dado la orografía del terreno en sus grandes subidas, la cantidad de tramos técnicos hacia abajo y hacia arriba, junto algún tramo de excesivo peligro, más la lluvia caída la noche anterior hicieron una de las pruebas más duras de montaña para los atletas Emilio y Tomás, por lo que sufrieron sin duda, para alcanzarse con la victoria de haber derrotado a la complicada distancia de los 42 km en montaña, con un tiempo de llegada de 6 h 53 minutos, pero habiendo disfrutado también en todo momento de los bellos paisajes y senderos por muchos tramos de la maratón, la organización contaba con 100 inscripciones limitadas para los más rápidos y recompensa añadida por el esfuerzo para los atletas llegados a meta, con 1 punto para la Ultra Trail del Mont blanc, 

En la media maratón, Fali Maldonado volvió a realizar una gran carrera a su ritmo, andando plan senderista y cosechando un extraordinario tiempo de llegada en 3 h 09 minutos y volviendo a vencer a los 21 km en un diferente recorrido distinto al maratón, donde se asciende para caer en descenso picado por senderos y caminos, donde nos encontramos con un desnivel mucho menos acusado que en la ultra y maratón, unos 700 m de desnivel positivo